PROTECCION DE LA VIVIENDA FAMILIAR

El nuevo Código Civil y Comercial ha instaurado un nuevo régimen de protección de la vivienda familiar. Ninguno de los cónyuges puede, sin el asentimiento del otro, disponer de los derechos sobre la vivienda familiar. Es decir, el cónyuge titular del inmueble no puede venderlo o donarlo sin el permiso del otro.